Volver
Cancelación hipotecaria: qué es y cómo hacerla
¿Qué es la cancelación hipotecaria?
La cancelación hipotecaria es el trámite que hay que hacer cuando se termina de pagar la hipoteca. Pagar la última cuota significa que la deuda ha quedado liquidada con el banco, pero es necesario llevar a cabo la cancelación hipotecaria en el Registro de la Propiedad para que la vivienda quede libre de cargas. No es un trámite obligatorio pero necesitarás hacerlo si quieres vender la vivienda o pedir otro préstamo. Si no, puedes esperar a que el Registro de la Propiedad actualice la información de manera automática a los 20 años, en cuyo caso no tendrás que pagar ningún gasto.
¿Cómo debes hacer la cancelación registral de la hipoteca? Para cancelar la hipoteca hay que seguir estos pasos: Solicitar el certificado de deuda cero al banco. Es un documento sin coste que expide el banco para justificar que la deuda ha sido liquidada. Firmar la escritura de cancelación. La debe redactar un notario y firmarla también un apoderado del banco. Liquidar los impuestos. En este caso, el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados rellenando el modelo 600. Se trata de un impuesto exento, pero hay que presentar el documento. Registrar la escritura de cancelación. El último paso consiste en llevar al Registro de la Propiedad la escritura de cancelación, el justificante del impuesto de Actos Jurídicos Documentados y el certificado de deuda cero para que el registrador haga el levantamiento de la hipoteca. Después de unas semanas, es recomendable pedir una nota simple en el registro para comprobar que la vivienda está libre de cargas.
Gastos de la cancelación hipotecaria Estos son los gastos que tiene la cancelación hipotecaria: Aranceles notariales: depende de la cuantía del préstamo, con un mínimo de 90 euros y un máximo de 250 euros. Aranceles registralestambién depende de la cuantía del crédito, con un mínimo de 24 euros. Gestoría: estos trámites los puedes realizar tú mismo o delegarlo en una gestoría, lo cual simplifica el proceso, pero añadirá sus honorarios a los costes del proceso. Comisiones: sólo se deben pagar en caso de realizarse una amortización anticipada. Para las hipotecas firmadas a partir de la aprobación de la nueva ley hipotecaria, las comisiones máximas por amortización anticipada son distintas en las hipotecas variables y fijas, y solo pueden cobrarse en caso de pérdida financiera: Hipoteca variable: 0,25 % durante los 3 primeros años o 0,15 % durante los 5 primeros años. Después no se cobra comisión. Hipoteca fija: 2 % durante los 10 primeros años, 1,5 % a partir de los 10 años.
¿Se puede cancelar la hipoteca antes de liquidar la última cuota? Sí, en ese caso lo que se debe realizar es una amortización anticipada antes de comenzar el resto de trámites. Esto es algo habitual cuando se vende una vivienda que todavía está hipotecada. En ese caso, la cancelación de la deuda se produce en el momento de la venta de la vivienda. Previamente debes solicitar al banco el certificado de deuda pendiente y, con el dinero de la venta de la vivienda, proceder a la cancelación de la hipoteca. Cuando se da esta situación, lo normal es que el mismo notario que da fe de la escritura de compraventa sea quien redacte la escritura de cancelación hipotecaria, para así certificar que la vivienda que se transmite lo hace libre de cargas.
¿Necesitas ayuda? Blog En Naranja Oficinas y cajeros Preguntas Frecuentes Contáctanos Reclamación oficial Medidas Especiales Hipotecas: CBP RDL 6/2012 y CBP RDL 19/2022 Ciberseguridad Sobre ING Conócenos Hazte cliente Trabaja con nosotros Sala de prensa Accesibilidad Banca responsable Condiciones aplicadas Canal de denuncias Aplicaciones y redes sociales Síguenos en: Privacidad y cookies Info legal y anexos Mapa web Gobierno corporativo y política de remuneraciones