Volver
pago con móvil en una pastelería
Tiempo de lectura: 4 minutos

Pagar con el móvil es un gesto cada vez más habitual en el día a día. Así lo confirman los datos: según el Informe Mobile 2021- España y Mundo de Ditrendia, 28,26 millones de españoles ya pagan desde su  smartphone .

Sin embargo, aún hay mucha gente que no ve el móvil como medio de pago, pues son muchas las preguntas que les despierta: ¿Es seguro? ¿Necesito un móvil nuevo? ¿Es cómodo? ¿Es difícil de configurar?

A continuación, vamos a dar respuesta a todas tus preguntas sobre el pago móvil

¿Es cómodo pagar con el móvil?

El teléfono móvil es algo que siempre tienes cerca. Incluso es probable que a la hora de pagar lo lleves ya en la mano, y lo tengas que guardar para poder sacar la cartera.

Así que, si pagas con el móvil, te ahorras ese movimiento. Y el proceso es casi idéntico a pagar con una tarjeta contactless .

  • Con iPhone : si tienes Face ID, haz doble clic en el botón lateral, autentícate o ingresa tu código para abrir ‘Cartera de Apple’. Si, en cambio, tienes Touch ID, toca dos veces el botón de inicio. Después, en ambos casos, acerca la parte superior del teléfono al lector y retíralo cuando veas la marca de verificación en tu pantalla.
  • Con dispositivos Android , simplemente desbloquea la pantalla y acerca el teléfono al lector.

Además, tienes la tranquilidad de que puedes hacer abonos en situaciones en las que tal vez no llevas tu cartera encima , pero sí tu móvil, como cuando sales a correr.

¿Es seguro pagar con el móvil?

La respuesta corta: sí. La respuesta larga: sí, y además añade una mayor protección.

  • Con Apple Pay, dependiendo del modelo, debes verificar la transacción con un código, Touch ID (reconocimiento de huella dactilar) o Face ID (reconocimiento facial).
  • Con Google Pay, la aplicación utiliza un número cifrado en lugar del número de tarjeta real para que la información de la tarjeta esté segura. Todo ello a través de varias capas de seguridad que protegen los datos en el momento del pago.

A esa seguridad extra se debe añadir el hecho de que es mucho más fácil darse cuenta de que has perdido el móvil que la cartera, que puede estar en el bolso o la mochila.

Además, al pagar con el móvil también minimizas el uso del pin en público y el número de veces que necesitas sacar la cartera; incluso te la puedes dejar en casa en muchas ocasiones. En España se te solicitará el código de tu tarjeta de crédito o débito a partir de los 50 euros de compra, cuando acumules 150 en diferentes gastos o cuando realices cinco operaciones seguidas.

¿Cómo funcionan los pagos móviles?

¿Necesito un móvil nuevo?

Probablemente no. El único requisito para poder pagar con el smartphone es que este cuente con tecnología NFC ( Near Field Communication o comunicaciones de campo cercano). Esto es lo que le permite comunicarse con el terminal punto de venta de la tienda de manera inalámbrica.

La inmensa mayoría de los teléfonos más recientes de gama media y alta ya incluyen esta tecnología, e incluso también algunos de gama baja . Si no sabes si tu dispositivo la tiene, puedes buscarlo en este listado de móviles con NFC .

¿ Es fácil de configurar el pago con el móvil?

Facilísimo. Aunque el método difiere un poco si tienes un iPhone o un terminal Android.

  • iPhone: entra en Cartera y pulsa +. Después, entra en ‘Tarjeta de crédito o débito’, pulsa Continuar y añade los datos.
  • Android: descarga la app Google Pay y ábrela. En el menú superior izquierdo selecciona ‘Métodos de pago’ y, después, elige ‘Habilitar pagos  contactless ‘. A continuación deberás seguir las instrucciones para verificar tus transacciones.

Por último, es importante asegurarse de que el NFC está activado , lo cual se puede hacer desde los ajustes del teléfono. Aunque varía según el smartphone , normalmente se encuentra en la sección donde está el resto de elementos de conectividad, como el wifi y el Bluetooth.

¿Puedo pagar con el móvil en todas partes?

Puedes pagar en todos los comercios con los símbolos contactless , Apple Pay o Google Pay. En este sentido, cada vez son menos los negocios que imponen un pago mínimo con tarjeta, lo que hace más sencillo hacer las pequeñas compras con el móvil: desde una barra de pan en la panadería o un café en el bar.

Una clara tendencia al alza que no hace sino reforzar el hecho de que los pagos móviles son el futuro . Al menos el futuro más cercano. Más tarde, con el tiempo, es más que probable que los wearables, como los relojes inteligentes y las pulseras de actividad, sean la forma más habitual de pagar.

¿Necesitas ayuda? Blog En Naranja Oficinas y cajeros Preguntas Frecuentes Contáctanos Reclamación oficial Medidas Especiales Hipotecas: CBP RDL 6/2012 y CBP RDL 19/2022 Ciberseguridad Sobre ING Conócenos Hazte cliente Trabaja con nosotros Sala de prensa Accesibilidad Banca responsable Condiciones aplicadas Canal de denuncias Aplicaciones y redes sociales Síguenos en: Privacidad y cookies Info legal y anexos Mapa web Gobierno corporativo y política de remuneraciones