Fondos Cartera NARANJA Fondos Sostenibles Todos los fondos Te asesoramos Sigue tu inversión
Asesoramiento personalizado Cuando te ayudan a gestionar bien tu dinero, todo es más fácil Solo por ser cliente Te ayudamos a elegir tu Fondo Cartera NARANJA Sin coste En todos nuestros canales
En ING te recomendamos solo lo que encaja más contigo en función de tu perfil inversor. Por eso, si quieres que te ayudemos a elegir un Fondo Cartera NARANJA, te proponemos varias maneras de hacerlo, solo por ser cliente de ING y sin ningún coste. Tú eliges la que prefieras:
Asesoramiento con un Manager personal por videollamada Contarás con nuestros mejores especialistas que te ayudarán a elegir un fondo, con una propuesta de inversión basada en tus necesidades y en tu situación financiera. Tan fácil como hacer un clic Pides cita en un clic cuando mejor te venga y conectas con tu Manager por videollamada. Cómodamente desde donde tú quieras y sin trastocar tu agenda. Siempre la misma persona de principio a fin Así podrás ponerle cara y te ayudará desde el primer momento con el seguimiento de tu propuesta. Podrás contactar siempre que lo necesites Soy cliente. Ver Asesor digital
Asesoramiento en nuestras oficinas Estamos cerca de ti para ayudarte con una propuesta personalizada, atendido por uno de nuestros asesores. Buscar oficinas
Asesoramiento telefónico Si prefieres que te ayudemos por teléfono, puedes llamarnos al 91 206 66 66 a la hora que quieras.
Asesoramiento online Si prefieres hacerlo tú solo, puedes contestar a unas sencillas preguntas online que solo te llevarán unos minutos. Como resultado te daremos una propuesta del Fondo Cartera NARANJA que mejor se adapta a tu perfil. Soy cliente. Ver Asesor digital
Y si todavía no eres cliente y quieres que te ayudemos a elegir tu Fondo Cartera NARANJA, ¡ahora es el momento! Hazte cliente
¡Tú decides cómo quieres empezar a invertir! Por supuesto, puedes invertir la cantidad que quieras y con tu dinero disponible para retirarlo cuando tú quieras, sin gastos ni comisión de reembolso. Disponer de tu inversión antes del plazo recomendado puede aumentar el riesgo de pérdida. Puedes consultar el plazo recomendado y los riesgos asociados a cada fondo en los Datos Fundamentales del Inversor, a través de nuestra página web accediendo al listado de fondos. Los fondos de inversión conllevan riesgo de pérdida de capital.
Respuesta a algunas dudas que tengas La forma más sencilla de saber el fondo adecuado para ti es ser asesorado. En ING ofrecemos asesoramiento digital, en el que respondiendo a unas sencillas preguntas online, te diremos el Fondo Cartera NARANJA que mejor se adapta a tu perfil. También puedes optar por un asesoramiento personal a través de videollamada, en el que uno de nuestros especialistas te dirá cuál es el fondo que considera más adecuado para ti. Podrá explicarte todas las características del fondo y aclarar cualquier duda que tengas para que te asegures de que es lo más adecuado. Lo mejor es tener ideas claras de lo que buscas al invertir en un fondo. Si prefieres que el valor sea más o menos estable, aunque dé menos rentabilidad, deberás elegir un fondo que invierta fundamentalmente en renta fija. Si no te importa que el valor suba y baje constantemente, porque tu objetivo es la rentabilidad a largo plazo, un fondo con más peso de renta variable será más adecuado La clave es entender bien las características del fondo que elijas y asegurarte de que se ajustan a lo que buscas. Si estás cómodo con tu fondo podrás estar tranquilo incluso en momentos en que los mercados bajen con fuerza, sabiendo que históricamente siempre se han recuperado. Hay tres ventajas fundamentales: el poder de la inversión conjunta, el conocimiento de un gestor, y los beneficios fiscales. Al invertir en un fondo entregamos nuestro dinero a un gestor, que lo invierte junto con el dinero de muchas otras personas que también han invertido en ese fondo. Al juntar el dinero de mucha gente, el fondo puede moverse en el mercado más fácilmente que una persona sola: puede comprar y vender con menos comisiones y acceder a activos que son más difíciles de comprar para el inversor normal. Por ejemplo, puede comprar acciones de cualquier país, o invertir en materias primas (como el oro o el petróleo), sin pagar apenas comisiones. Los fondos, además, están gestionados por profesionales, que toman decisiones en función de su conocimiento del mercado. El inversor medio, sin embargo, no suele poder dedicar tanto tiempo a seguir los mercados, y al invertir en un fondo puede centrar su atención en otros aspectos de su vida. Aunque eso no significa que se desentienda: es bueno hacer seguimiento de las inversiones al menos una vez al año. Finalmente, si cambian nuestras circunstancias y creemos que el fondo en el que hemos invertido ya no es el más adecuado, podemos traspasar nuestro dinero a otro fondo, sin tener que pagar impuestos por los beneficios. De esta forma, los beneficios íntegros siguen generando rentabilidad, y sólo en el momento que decidamos dejar de invertir y pasar el dinero a la cuenta tendremos que pagar impuestos. Con las acciones, sin embargo, cada vez que vendemos tenemos que pagar impuestos por los beneficios, y lo mismo pasa con los depósitos, cada vez que cobramos intereses se nos retienen los impuestos.
Te informamos sobre las incidencias adversas en materia de sostenibilidad. Recuerda que los Folletos informativos y el documento con los Datos Fundamentales para el Inversor de los Fondos Cartera NARANJA están permanentemente disponibles en nuestra web, en el teléfono 91 206 66 66 y en el registro de la CNMV.