Todo lo que necesitas saber sobre amortización de un préstamo
La amortización de un préstamo es uno de los elementos que deberías consultar antes de firmar cualquier préstamo. Es fácil que conozcas el término amortizar y también que no tengas del todo claro lo que significa o cómo afecta a tus deudas. Te lo contamos para resolver todas tus dudas.
¿Qué es amortizar un préstamo? La amortización de un préstamo es el proceso que distribuye los costes de la deuda a través de pagos periódicos. En otras palabras, es la forma en la que se devuelve el dinero de un préstamo. Hay más de una forma de devolver ese dinero más los intereses en el tiempo pactado. De ahí surgen los diferentes sistemas de amortización, que suelen variar según el tipo de préstamo. Por ejemplo, el sistema francés es el más habitual en hipotecas y el americano en la financiación de coches. Según el método que elijas la cuota del préstamo puede ser diferente. Y es que la cuota que pagas cada mes solo es el resultado de cómo se calcula el préstamo. Cómo calcular la amortización de un préstamo La cuota mensual del préstamo es el resultado de juntar el tipo de interés, el capital prestado, el plazo del préstamo y el sistema de amortización. Esta forma de devolver el dinero determinará qué cantidad de la cuota destinas a pagar intereses y amortizar capital. Y según esa relación, cuánto te quedará por devolver después de cada mensualidad. ¿Qué es el capital amortizado de un préstamo? El capital amortizado del préstamo no es más que la cantidad de dinero que se devuelve de ese mismo préstamo. La cuota mensual del préstamo se divide entre el dinero que estás devolviendo al banco y los intereses pactados. Una parte de esos pagos se destina a pagar la deuda o amortizar capital y la otra a pagar intereses. Antes de firmar el préstamo, el banco tiene que hacer una simulación del préstamo y presentarte el cuadro de amortización. Este cuadro, en forma de tabla, describe cómo será la amortización del préstamo en cada cuota.
¿Cómo hacer el cuadro de amortización de un préstamo? La forma más práctica de entender cómo se realiza la amortización de un préstamo es acudir a su cuadro de amortización. Este cuadro resume en forma de tabla el calendario de pagos, con la parte que se destina al principal (amortizar capital) y a los intereses. Para hacer el cuadro de amortización necesitas conocer: El sistema de amortización que usa el préstamo. El periodo de pago. El tipo de interés del préstamo. El capital del préstamo. Con estos datos podrás crear el cuadro de amortización. Este es un ejemplo para un préstamo de 1000 € con un tipo del 3,99 € a devolver en 12 cuotas usando el sistema francés:
Pulsa aquí para una versión accesible de la gráfica
Como puedes ver, la cuota del préstamo es constante, pero el capital amortizado aumenta cada mes al tiempo que disminuyen los intereses. Antes de firmar cualquier préstamo podrás acceder al cuadro de amortización para tener claro cómo se van a distribuir tus pagos y poder tomar la mejor decisión. En el caso de que el préstamo sea una hipoteca a tipo variable, recuerda que el tipo de interés cambiará y, por lo tanto, también los datos del cuadro. ¿Para qué sirve saber cómo se amortiza un préstamo? Tener claros conceptos como la amortización te ayudará a tomar mejores decisiones financieras sobre tus deudas. Para empezar, podrás elegir qué sistema se adapta mejor a tus necesidades. Además, también podrás planificar mejor tus pagos. Así, tendrás más claro el efecto de amortizar capital de forma anticipada. Es decir, adelantar parte de la hipoteca o del préstamo personal. Ventajas de la amortización anticipada La amortización anticipada de un préstamo supone pagar una parte o el total de la deuda antes de tiempo. En otras palabras, adelantar el dinero que debes sin esperar a cumplir el plan de pagos. Pagar antes de tiempo el préstamo alterará el cuadro de amortización en función del formato que elijas. El efecto financiero de amortizar un préstamo personal anticipadamente es muy simple: ahorrarás dinero en intereses sí o sí. Siguiendo con el ejemplo anterior, de un préstamo de 1000 €, si optas por hacer una amortización total al sexto mes ahorrarás 8,02 € en intereses. ¿Te parece poco? En realidad son un 36,58 % de los intereses totales que pagarás. Como norma general cuando antes amortices un préstamo mejor. Cancelar anticipadamente un préstamo suele ser rentable siempre que no tengas que pagar comisiones. Por eso mismo, una de las cosas que debes revisar al contratar un préstamo personal es si cuenta con comisiones por cancelación anticipada parcial y total. Esta comisión se calcula sobre la cantidad que adelantes del préstamo y puede llegar a ser de hasta el 1 % si queda más de un año por pagar y del 0,5 % si queda menos. Con el ejemplo anterior, para ahorrar 8,02 € terminarás pagando 2,52 €, más de un 25 % de lo que ibas a ahorrar.