En una sociedad tan diversa e intercomunicada como la nuestra, es fundamental que tratemos de forma eficaz y responsable tus datos personales (así como los de todos nuestros clientes o los de quienes se interesan por nuestros productos o servicios). En ING nos tomamos esta labor muy en serio y nos preocupamos de que, en todo momento, puedas conocer de una forma clara y transparente cómo tratamos tus datos personales, con qué finalidades, con qué terceras empresas compartimos tus datos, durante cuánto tiempo los mantenemos en nuestros sistemas, cómo los protegemos y cuáles son tus derechos en materia de protección de datos. Además, intentamos que el tratamiento que hacemos de tus datos personales te reporte algún tipo de beneficio. Por ejemplo, conocer y tratar tus datos financieros nos permite conocerte mejor y poder ayudarte, por ejemplo, a gestionar mejor tus finanzas. También a hablarte de aquellos temas o servicios que realmente te interesan. O, simplemente evitar incidencias avisándote de que en unos días te cobrarán el seguro del coche u otros recibos habituales. Todo esto y mucho más te lo explicamos con detalle en nuestra Política de Privacidad para clientes y potenciales clientes de ING. Además, si después de leerla sigues teniendo alguna duda, siempre podrás ponerte en contacto con el Delegado de Protección de datos de ING.
En ING entendemos que tus datos personales son importantes para ti. La presente Política de Privacidad explica de una manera sencilla y transparente cómo y qué datos personales tuyos recopilamos, registramos, almacenamos, utilizamos, cedemos y tratamos. Nuestra máxima para llevar a cabo tratamientos de datos personales es la siguiente: las personas adecuadas utilizan los datos adecuados para el propósito adecuado. Esta Política de Privacidad se aplica a: Todos los antiguos, actuales y futuros clientes de ING («tú»). Ello incluye empresarios individuales o autónomos, representantes legales o personas de contacto que actúan en nombre de nuestros clientes o potenciales clientes. No clientes de ING. Entre ellos, podría incluirse cualquier persona que intervenga en una operación o transacción de una cuenta de ING sin ser cliente de ING; cualquiera que visite un sitio web, sucursal u oficina de ING; asesores profesionales; accionistas; avalistas; el beneficiario efectivo, director o representantes de una empresa que utilizan nuestros servicios; deudores o arrendatarios de nuestros clientes; y en general, cualquiera involucrado en otras transacciones con nosotros o con nuestros clientes. Obtenemos tus datos personales cuando: Los compartes con nosotros al hacerte cliente, al registrarte en nuestros servicios online, al completar un formulario online o en papel, al firmar un contrato con ING, al utilizar nuestros productos y servicios, al ponerte en contacto con nosotros a través de uno de nuestros canales o al visitar nuestros sitios web. Los proporciona tu organización como cliente o futuro cliente corporativo como persona de contacto. De otras fuentes disponibles como ficheros de solvencia, catastros, registros de la propiedad, mercantiles, de asociaciones, u otros similares, medios de comunicación tradicionales o digitales, fuentes de información públicas u otras empresas dentro de ING o terceras, como procesadores de transacciones o de pagos, agencias de crédito, otras instituciones financieras, empresas comerciales o autoridades públicas. Los datos personales se refieren a cualquier información que identifique o que pueda vincularse a una persona física. Los datos personales que tratamos sobre ti incluyen: Para nuestros clientes particulares: Datos de identificación: nombre, fecha y lugar de nacimiento, número del documento nacional de identidad o equivalente, dirección de correo postal o electrónico, número de teléfono, posición laboral, nacionalidad y firma; Datos de transacciones, como tu número de cuenta bancaria tanto en ING como en otras entidades bancarias, cualquier depósito, reintegros y transferencias realizadas desde o hacia tu cuenta, y cuándo y dónde se produjeron; Datos financieros, como facturas, ingresos, nóminas, hábitos de pago, tasación de tu vivienda o de otros activos, tu historial crediticio, tu capacidad crediticia, los productos financieros que tienes con ING o con terceros, si estás inscrito en un fichero de solvencia, si tienes pagos atrasados e información sobre tus ingresos; Datos sociodemográficos, tales como tu estado civil o si tienes hijos; Datos sobre preferencias y el comportamiento online, la dirección IP del ordenador o dispositivo móvil que utilizas y las páginas que visitas en aplicaciones y sitios web de ING; Datos sobre tus intereses y necesidades que compartes con nosotros, por ejemplo, cuando te pones en contacto con nuestro servicio de atención al cliente o completas una encuesta online; Datos relativos al conocimiento de nuestros clientes como parte de nuestra diligencia debida y para prevenir conductas fraudulentas o comportamientos que incumplen las sanciones internacionales, así como para cumplir con las disposiciones reglamentarias contra el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal; Datos audiovisuales; trataremos los vídeos grabados con fines de vigilancia en las sucursales de ING, o las grabaciones de las llamadas telefónicas, videollamadas o chats con nuestras oficinas. Podemos utilizar estas grabaciones, por ejemplo, para la prestación del servicio a través del teléfono, para la prevención del fraude o para fines relacionados con la mejora del servicio; Datos de geolocalización; trataremos estos datos, por ejemplo, para indicarte la ubicación de nuestros cajeros, lugares dónde obtener efectivo y oficinas más cercanas. Tus interacciones con ING en redes sociales, como Facebook, Twitter, Instagram y YouTube. Seguimos mensajes públicos, posts, me gustan y respuestas a y sobre ING en internet. Para nuestros clientes corporativos: Datos de identificación: nombre, fecha y lugar de nacimiento, número del documento de identidad o equivalente, dirección de correo postal o electrónico, número de teléfono, puesto laboral, nacionalidad y firma, así como el número de identificación fiscal; Datos financieros: cuando emprendes una garantía con nosotros en beneficio de un cliente, podemos comprobar tu historial crediticio, capacidad crediticia y otra información relacionada con tu solvencia y condiciones crediticias; Datos sobre preferencias y el comportamiento online; la dirección IP de tu ordenador o dispositivo móvil y las páginas visitadas en aplicaciones y sitios web de ING; Datos sobre los intereses y necesidades del cliente compartidos con nosotros, por ejemplo, cuando contactas con nuestras oficinas o participas en una encuesta de ING; Datos relativos al conocimiento de nuestros clientes como parte de nuestra diligencia debida y para prevenir conductas fraudulentas o comportamientos que incumplen las sanciones internacionales, así como para cumplir con las disposiciones reglamentarias contra el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal; Datos audiovisuales; trataremos los vídeos grabados con fines de vigilancia en las sucursales de ING, o las grabaciones de las llamadas telefónicas, videollamadas o chats con nuestras oficinas. Podemos utilizar estas grabaciones, por ejemplo, para la prestación del servicio a través del teléfono, para la prevención del fraude, como prueba de contratación o uso de servicios o para fines relacionados con la mejora del servicio. Datos sensibles Los datos sensibles son datos relacionados con tu salud, etnia, religión, opiniones políticas, datos biométricos o genéticos, o datos sobre conductas o infracciones de naturaleza penal o medidas de seguridad conexas (tratamos datos relacionados con la prevención del fraude). Podemos procesar tus datos sensibles si: Para nuestros clientes particulares: Tenemos tu consentimiento explícito y, además, Si estamos obligados o autorizados para hacerlo de acuerdo con la legislación local vigente. Nos das instrucciones para realizar un pago, por ejemplo, a un partido político o a una institución religiosa. Si la legislación local lo permite y has optado por hacer uso de ello, podemos utilizar datos biométricos como tu huella digital como método de reconocimiento para verificar el acceso a aplicaciones móviles y realizar determinadas operaciones en las mismas. Para nuestros clientes corporativos: Tenemos tu consentimiento explícito; Si estamos obligados o autorizados para hacerlo de acuerdo con la legislación local vigente; o Proporcionas datos sensibles como parte de un acuerdo contractual o en relación con un servicio o producto solicitado. Por ejemplo, tratamos datos sensibles relacionados con: El cumplimiento de las obligaciones en materia de prevención de fraude y blanqueo de capitales. Podemos conservar una copia de tu pasaporte o documento de identidad, según corresponda de acuerdo con la legislación local; La prevención de la financiación del terrorismo: supervisamos tus actividades y podemos informar a las autoridades reguladoras competentes; y Si la legislación española lo permite, y has optado por hacer uso de ello, podemos utilizar datos biométricos cono tu huella digital como método de reconocimiento para verificar el acceso a aplicaciones móviles y determinadas operaciones. Datos de menores de edad (únicamente se aplica a nuestros clientes particulares) Únicamente recopilamos datos de menores de edad si son titulares de un producto de ING o si nos los proporcionan sus padres, representantes legales o tutores en relación con un producto o servicio de ING. Recabaremos el consentimiento de sus padres, representantes legales o tutores cuando así lo exija la legislación española. Por tratamiento se entiende cualquier actividad u operación realizada sobre los datos personales como recopilarlos, grabarlos, almacenarlos, estructurarlos, modificarlos, consultarlos, organizarlos, utilizarlos, revelarlos, transferirlos, limitarlos o borrarlos, de acuerdo con la legislación vigente. Únicamente usamos tus datos personales con los siguientes fines relacionados con nuestra actividad: Para nuestros clientes particulares Cumplir el contrato en el que eres parte o llevar a cabo las acciones previas necesarias para celebrar el contrato. Utilizamos tus datos de identificación y de contacto, como tu nombre, dirección postal, teléfono, correo electrónico, etc y analizamos tus datos para ajustar nuestros productos y servicios a tu perfil. En este contexto, trataremos tus datos de solvencia cuando efectúes una solicitud o contratación de un producto que implique asunción de riesgo de crédito por parte de ING, (por ejemplo, al solicitar tarjetas de crédito, préstamos personales o hipotecarios), o realices una consulta que requiera una decisión de ING sobre la viabilidad de la concesión de un producto de este tipo. La finalidad del tratamiento es analizar tu capacidad de pago con carácter previo a la celebración de un contrato, en cumplimiento de la normativa vigente que exige evaluar la solvencia de los solicitantes como la Ley 16/2011 de 24 de junio de Contratos de Crédito al Consumo u otras normas equivalentes en materia de concesión de crédito hipotecario y, en general, en materia de responsabilidad en la concesión de préstamos. Ello nos permite asegurarnos de que el producto de crédito que solicitas es el adecuado de acuerdo con los requisitos fijados por ING. Para cumplir con esta finalidad, ING puede consultar o ceder datos relativos a tu solvencia económica a ficheros de acceso público o de otra tipología y a los que estemos legítimamente adheridos. En este marco te informamos de que ING puede ceder tus datos identificativos y los relativos a los riesgos que mantengas activos con nosotros a la Central de Información de Riesgos del Banco de España (CIRBE) haciendo constar, en su caso, tu condición de autónomo, así como solicitar de éste cuantos antecedentes e información tenga sobre los riesgos y créditos que figuren a tu cargo. En el marco de la solicitud o contratación de productos de riesgo de crédito, con base a nuestro interés legítimo, también trataremos los datos de solvencia obtenidos de tu relación comercial con ING o de la información obtenida de ficheros de solvencia públicos o privados (Fichero Asnef de Asnef-Equifax, Servicios de Información sobre Solvencia y Crédito, S.L. y Fichero Badex de Experian Bureau de Crédito, S.A.) a los que estemos adheridos en cada momento para elaborar perfiles, realizar modelos y procedimientos de valoración o scoring u obtener una puntuación orientativa de las probabilidades de cumplir las obligaciones de pago contraídas. Adoptaremos las medidas técnicas u organizativas apropiadas para proteger tus datos, evitando intromisiones indebidas y garantizando la exactitud de éstos. Gestión de relaciones con ING y marketing. Podemos pedirte tu opinión sobre nuestros productos y servicios o grabar tus conversaciones con nosotros, mantenidas online, por teléfono o en nuestras sucursales. Los datos obtenidos pueden ser utilizados para mejorar nuestra oferta o para personalizar productos y servicios para ti. Podemos enviarte comunicaciones comerciales a través de cualquier canal (email, correo postal, teléfono o por cualquier otro canal legítimo) para informarte sobre dichos productos y servicios, siendo nuestra base legal de tratamiento el interés legítimo. Además, para mandarte comunicaciones comerciales de productos y servicios propios a través de medios electrónicos, ING está habilitada legalmente a través del art. 21 del Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información. Por supuesto, si no quieres recibir esas ofertas tienes derecho a oponerte o a retirar tu consentimiento, en cualquier momento. Ofrecerte las promociones, servicios y productos que más se ajusten a tu perfil. Podemos tratar tus datos para actividades comerciales, para desarrollar y mejorar nuestros productos y/o servicios y el servicio al cliente, para la segmentación de clientes y la creación de perfiles, así como para el desempeño de actividades de marketing específicas. Llevamos a cabo este tratamiento para crear una relación comercial contigo y/o para mantener y ampliar nuestra relación contractual. Tienes derecho a retirar tu consentimiento u oponerte a las actividades comerciales o al marketing directo personalizado, así como a las actividades relacionadas con la creación de perfiles a través de los medios indicados en esta Política de Privacidad. Mejorar y desarrollar nuestros productos y servicios. Analizar cómo utilizas e interactúas con nuestros productos y servicios nos ayuda a comprenderte más y nos muestra dónde y cómo podemos mejorar. Por ejemplo: Cuando abres una cuenta medimos el tiempo transcurrido hasta que puedas utilizarla. Analizamos los resultados de nuestras actividades de marketing para medir su eficacia y la relevancia de nuestras campañas. A veces analizamos tus datos personales mediante procesos automatizados, como algoritmos, a fin de acelerar las decisiones crediticias para préstamos e hipotecas. Analizar el riesgo crediticio y tu comportamiento. Utilizamos y analizamos datos sobre tu historial crediticio y el comportamiento de pago para, por ejemplo, evaluar tu capacidad para reembolsar un préstamo y ofrecerte un préstamo preconcedido. Ejecución de las actividades diarias del negocio bancario, gestión interna y elaboración de informes de gestión. Tratamos tus datos personales, basándonos en nuestro interés legítimo, para llevar a cabo nuestras operaciones bancarias y para ayudar a que nuestro equipo de gestión tome mejores decisiones sobre nuestras operaciones y servicios. En ocasiones, este tratamiento se realiza con datos anonimizados y estadísticos de manera que no es posible vincular la información tratada con los clientes. Seguridad y protección. Tenemos el deber de proteger tus datos personales y prevenir, detectar y contener cualquier violación de sus datos. Esto nos obliga a tratar aquellos datos que estamos obligados a recopilar sobre ti, como son los datos de identificación cuando te conviertes en cliente. Además, no solo queremos protegerte contra el fraude y la delincuencia informática, también tenemos el deber de garantizar la seguridad e integridad de ING y de todo el sistema financiero mediante la lucha contra delitos como el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal: Para proteger tus activos ante actividades fraudulentas online. Por ejemplo, si has sido hackeado y tu nombre de usuario y contraseña se han visto comprometidos. Podemos usar determinada información tuya (p. ej., tu nombre, número de cuenta, edad, nacionalidad, dirección IP, etc.) a fin de elaborar perfiles que nos ayuden a detectar actividades fraudulentas y a los responsables de la comisión de las mismas. Para avisarte si detectamos actividades sospechosas en tu cuenta, por ejemplo, cuando tu tarjeta de crédito o débito se utiliza en una ubicación no habitual. El cumplimiento de nuestras obligaciones legales. Tratamos tus datos para cumplir con una serie de obligaciones legales y requisitos reglamentarios. Además de nuestra obligación de comunicar determinados datos al CIRBE, también debemos comunicarlos al Fichero de Titularidades Financieras del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, a la Tesorería General de la Seguridad Social o a la Agencia Tributaria en cumplimiento de obligaciones legales de carácter laboral o fiscal. ING puede ceder tus datos identificativos y los relativos a los riesgos que mantengas activos con nosotros al CIRBE haciendo constar en su caso tu condición de autónomo (si aplica), así como solicitar de éste cuantos antecedentes e información tenga sobre los riesgos y créditos que figuren a tu cargo. Para nuestros clientes corporativos: Cumplir el contrato en el que eres parte o llevar a cabo las acciones previas necesarias para celebrar el contrato. Si eres un representante de un cliente corporativo, podemos utilizar tus datos personales para celebrar un contrato con el cliente y contactarle cuando sea necesario. Si eres una persona que ofrece garantías para el cliente o un beneficiario de instrumentos de pago, podemos utilizar tus datos personales para celebrar un contrato o ejecutar una orden de pago que esté relacionada con nuestro contrato con el cliente. Podemos comprobar tu capacidad legal y poderes consultando registros mercantiles o certificados de titularidad; Gestión de relaciones con ING y marketing. Podemos pedirte que, en calidad de representante o apoderado del cliente, nos proporciones comentarios sobre los productos y servicios contratados por tu representado. Podemos enviar a tu empresa comunicaciones sobre productos y servicios actuales y nuevos ofrecidos por ING siendo la base legal del tratamiento nuestro interés legítimo. Puedes ejercer tu derecho de oposición a recibir este tipo de comunicaciones en cualquier momento. Proporcionar los productos y servicios más adecuados. Podremos recopilar información sobre ti o sobre tu empresa cuando, en calidad de su representante o apoderado, visitas nuestros sitios web, contactas con nuestro servicio de atención al cliente, hablas con un empleado de ING o visitas una sucursal; Mejora y desarrollo de productos y servicios. Analizar cómo se utilizan los servicios y productos nos ayuda a entender mejor nuestro desempeño y nos muestra dónde y cómo podemos mejorar nuestros productos y servicios; Ejecución de las actividades diarias del negocio bancario, gestión interna y elaboración de informes de gestión. Tratamos tus datos personales basándonos en nuestro interés legítimo, para nuestras operaciones de servicios financieros y para ayudar a que nuestro equipo de gestión tome mejores decisiones sobre nuestras operaciones y servicios. En ocasiones, este tratamiento se realiza con datos anonimizados y estadísticos de manera que no es posible vincular la información tratada con los clientes. Seguridad y protección. Tenemos el deber de proteger todos los datos personales y prevenir, detectar y contener vulneraciones de datos o fraudes que afecten a los datos personales recopilados para cumplir con las disposiciones reglamentarias relativas a la lucha contra el blanqueo de capitales, la financiación del terrorismo y el fraude fiscal. Para salvaguardar y garantizar la seguridad y la integridad de ING, del sector financiero, de los clientes y los empleados, podemos: Tratar tus datos personales para proteger los activos de tu organización ante actividades fraudulentas. Por ejemplo, en caso de que tu identidad se haya visto comprometida (p. ej., tu nombre de usuario y contraseña). Utilizar determinados datos personales (p. ej., tu nombre, número de cuenta, edad, nacionalidad, dirección IP, etc.) con el fin de elaborar perfiles que nos ayuden a detectar actividades fraudulentas y a los responsables de la comisión de las mismas. Utilizar tus datos personales para avisarte si detectamos actividades sospechosas que afecten a la cuenta en la que figuras como representante, por ejemplo, si una transacción se realiza desde una ubicación no habitual. El cumplimiento de nuestras obligaciones legales. Tratamos datos personales para cumplir con una serie de obligaciones legales y requisitos reglamentarios (legislación contra el blanqueo de capitales y legislación fiscal, etc.). Por ejemplo, existen normas que exigen que ING compruebe tu identidad antes de aceptarte como cliente. Previa solicitud por parte de las autoridades, ING puede informar de las transacciones efectuadas por sus clientes. Además de nuestra obligación de comunicar determinados datos al CIRBE, también debemos comunicar tus datos al Fichero de Titularidades Financieras del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias, a la Tesorería General de la Seguridad Social o a la Agencia Tributaria en cumplimiento de obligaciones legales de carácter laboral o fiscal. Te pediremos tu consentimiento explícito cuando el tratamiento no sea compatible con uno de los fines anteriores, el cual se puede revocar o retirar en cualquier momento, sin carácter retroactivo. La legislación vigente nos exige conservar los datos personales durante un periodo de tiempo. Este periodo puede variar desde unos meses hasta varios años, en función de lo establecido en nuestra legislación vigente. Cuando tus datos personales ya no sean necesarios para un proceso o actividad para el que inicialmente se recopilaron, borramos o agrupamos los datos con un determinado nivel de abstracción (agregados), los anonimizamos y los destruimos de acuerdo con las disposiciones reglamentarias y la legislación vigente. Para ofrecer los mejores servicios posibles y seguir siendo competitivos en nuestro negocio, compartimos determinados datos de forma interna (es decir, con otras empresas del Grupo ING) y de forma externa con terceros. Siempre que compartimos tus datos personales de forma externa con terceros que se localicen en países fuera del Espacio Económico Europeo (EEE), nos aseguramos de que se hayan aplicado las medidas de seguridad necesarias para protegerlos. Para esta finalidad es necesario tener en cuenta: Las exigencias recogidas en las disposiciones reglamentarias y la legislación local vigente. Las cláusulas contractuales tipo de la Unión Europea (UE): cuando corresponda, utilizamos cláusulas contractuales tipo en acuerdos con proveedores de servicios para garantizar que los datos personales transferidos fuera del Espacio Económico Europeo cumplen con el RGPD. Los tratados internacionales que protegen los datos personales transferidos a determinados proveedores de servicios en distintos países fuera de la Unión Europea. Tanto para nuestros clientes corporativos como particulares: Entidades de ING Transferimos los datos entre las sucursales y los negocios de ING con diversas finalidades (consulte la sección «Qué hacemos con sus datos personales» para obtener una lista completa). También podemos transferir datos a sistemas de almacenamiento centralizado o tratarlos en un punto central dentro de ING por cuestiones de eficiencia. Para todas las transferencias de datos internos nos basamos en nuestras normas corporativas vinculantes, tal como se definen en el Reglamento comunitario (UE) 2016/679, nuestra Política Global de Protección de Datos (GDPP), en las leyes y regulaciones locales vigentes, así como en la Ley 3/2018 de 5 de diciembre, de Proteccion de Datos Personales y garantía de los derechos digitales. Entidades titulares de ficheros de solvencia ING podrá tratar tus datos personales relativos al cumplimiento o incumplimiento de tus obligaciones dinerarias en ficheros de solvencia ya sean de acceso público u otros a los que nos encontremos adheridos de conformidad con la legislación aplicable en esta materia y como parte de nuestro interés legítimo. Asimismo, podremos incluir tus datos personales en ficheros de solvencia en el caso de incumplimiento de tus obligaciones y te informaremos previamente de ello así como de los derechos que te asisten. Autoridades judiciales, supervisoras y gubernamentales Para cumplir con nuestras obligaciones legales podemos revelar datos a las autoridades judiciales, supervisoras y gubernamentales competentes, tales como: Autoridades públicas, organismos reguladores y organismos de supervisión, como los bancos centrales y otros supervisores del sector financiero en los países donde operamos. Las autoridades fiscales pueden solicitarnos que les informemos sobre los activos del cliente u otros datos personales como su nombre e información de contacto, además de otra información sobre su organización. A tal fin, podemos tratar tus datos de identificación como el documento nacional de identidad o similar, el número de identificación fiscal o cualquier otro identificador nacional de acuerdo con la legislación local vigente. Autoridades judiciales y de investigación, como las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, el Ministerio Fiscal, Juzgados y Tribunales organismos de mediación y arbitraje, tras una solicitud expresa y de carácter judicial. Instituciones financieras Para prestar determinados servicios de pago y reintegros, es posible que debamos compartir información sobre el cliente o sus representantes con otros bancos o una empresa financiera especializada. También compartimos información con especialistas del sector financiero que nos asisten en servicios financieros como: El intercambio de mensajes de transacciones financieras seguras; Los pagos y las transacciones financieras en todo el mundo; El tratamiento de transacciones electrónicas en todo el mundo; La liquidación de transacciones de pago y transacciones de valores nacionales y transfronterizas; Asimismo, para la detección, investigación, control y posible denuncia de operaciones sospechosas y fraudulentas cometidas en la cuenta corriente o de ahorro de los clientes, ING podrá incluir los datos relativos al número de IBAN y al titular de la cuenta donde se hubiera detectado la operación sospechosa o fraudulenta, en el fichero común de prevención del fraude en las operaciones bancarias, gestionado por la Sociedad Española de Sistemas de Pago S.A. (Iberpay). ING también podrá consultar la información incluida en el fichero por cualquiera de las entidades adheridas y que se listan en: [https://www.iberpay.es/Secciones/04MasServicios/Paginas/PrevencionFraude.aspx]. El fichero conservará los datos un máximo de treinta días en el caso de operaciones sospechosas, y de un año en el caso de operaciones fraudulentas confirmadas por el afectado. Otras organizaciones de servicios financieros, como bancos, fondos de pensiones, agentes de bolsa, custodios, gestores de fondos y proveedores de servicios de carteras. En concreto: Si contratas un Plan de Pensiones o un Fondo de Inversión, comunicaremos tus datos a la entidad promotora del Plan de Pensiones, así como a la promotora, la gestora y la depositaria del Fondo de Pensiones en el que se integre dicho Plan y a la entidad gestora y a la depositaria del Fondo de Inversión de que se trate. Estas entidades están identificadas en los correspondientes Reglamentos del producto contratado que te serán facilitados en el momento de la contratación, aunque siempre puedes consultarlos en nuestra Web. Si contratas una tarjeta de crédito, cederemos tus datos a AXA Seguros Generales, Sociedad Anónima de Seguros y Reaseguros con el fin de gestionar el contrato de Seguro de Accidentes Colectivos y Asistencia en viaje vinculado a tu tarjeta de crédito. Si contratas un seguro cederemos tus datos personales a Nationale-Nederlanden Generales Compañía de Seguros y Reaseguros, S.A.E. para la prestación del seguro contratado. Si contratas un préstamo hipotecario comunicaremos tus datos a las entidades tasadoras y gestoras para que lleven a cabo la tasación del inmueble objeto de la operación, en su caso, y efectúen las gestiones necesarias para formalizar el préstamo, las debidas inscripciones en los Registros Públicos y demás obligaciones legalmente establecidas. Si contratas nuestro Bróker NARANJA cederemos tus datos a Renta 4 Sociedad de Valores, S.A. y Renta 4 Banco, S.A. para que lleven a cabo las operaciones de compraventa de valores y actúen, en su caso, como depositarios. Proveedores de servicios y otras terceras partes Cuando utilizamos otros proveedores de servicios u otras terceras partes para realizar determinadas actividades en el desarrollo habitual del negocio, es posible que debamos compartir datos personales que son necesarios para una actividad concreta. Proveedores de servicios que nos asisten en actividades como: El diseño, desarrollo y mantenimiento de las herramientas y aplicaciones disponibles en internet Servicios informáticos (como en la nube) de aplicaciones o infraestructura; Eventos o actividades de marketing y la gestión de las comunicaciones con los clientes; Preparación de informes y estadísticas, materiales y diseño de productos; Colocación de anuncios en aplicaciones, sitios web y redes sociales; Servicios legales, de auditoría u otros servicios especiales proporcionados por abogados, notarios, administradores, auditores de empresa u otros asesores profesionales; Servicios de identificación, investigación y evitación del fraude u otras conductas indebidas por parte de empresas especializadas; Realizar servicios especializados, como el envío del correo postal por parte de nuestros agentes, archivar documentos físicos, contratistas y proveedores de servicios externos; o Llevar a cabo acuerdos de titulización (como administradores, inversores y asesores). Información de cuenta y servicios de iniciación de pagos dentro de la UE La revisión de la Directiva sobre servicios de pago (PSD2) de la UE te permite dar instrucciones a otro proveedor de servicios de pagos (TPP) para recuperar información de la cuenta o iniciar pagos en tu nombre relacionados con tus cuentas con ING. El TPP únicamente puede hacerlo si has dado tu consentimiento explícito para el uso de esos servicios. Cuando recibimos una petición de un TPP a tu nombre, estamos obligados a llevar a cabo la solicitud de pago o de información de la cuenta, en función de lo solicitado. Además, podrás utilizar los servicios de PSD2 para gestionar tus cuentas con otros bancos a través de los canales o las aplicaciones si ING pone a tu disposición este servicio. Podrás usar el canal o la aplicación de ING para: Consultar la información de tus cuentas de pago actuales con otros bancos; Realizar pagos online desde tu cuenta de pago actual con otros bancos. En este caso, nosotros seríamos el TPP y únicamente podríamos ofrecer dichos servicios si recibimos tu consentimiento explícito. Si decides que ya no quieres utilizar dichos servicios PSD2, tan solo tienes que desactivar la función en el espacio online de ING. Únicamente para nuestros clientes particulares: Agentes independientes, corredores y socios comerciales Podemos compartir tus datos personales con agentes independientes, corredores o socios comerciales que actúan en nuestro nombre o que ofrecen productos y servicios conjuntamente con nosotros, como un seguro. Están registrados de conformidad con la legislación local y operan con la debida autorización de los organismos reguladores. Investigadores Siempre estamos buscando nuevas ideas para ayudarte a estar un paso por delante en la vida y en los negocios. Por ese motivo, intercambiamos información (cuando esté legalmente permitido) con socios como universidades y otras entidades de investigación independientes, que los utilizan en sus investigaciones e innovaciones. Los investigadores que contratamos deben satisfacer los mismos requisitos estrictos que los empleados de ING. Los datos personales se comparten de forma agregada y anonimizada y los resultados de los estudios son anónimos. Tienes una serie de derechos en relación con tus datos personales que tratamos. Para obtener más información sobre los derechos que puedes ejercer, ponte en contacto con nosotros mediante la dirección de correo electrónico indicada en la sección 9. Te garantizamos los siguientes derechos: Derecho de acceso a información Tienes derecho a solicitarnos un listado general donde figuren los datos personales que tratamos. Derecho de rectificación Si tus datos personales son incorrectos, tienes derecho a pedirnos que los rectifiquemos. Si compartimos datos tuyos con terceros y dichos datos posteriormente se corrigen, también notificaremos la rectificación a dicho tercero. Derecho a oponerte al tratamiento Puedes oponerte a que ING utilice tus datos personales si tienes un motivo que lo justifique. Estudiaremos tu oposición y si el tratamiento de tu información tiene alguna repercusión negativa sobre ti, detendremos el tratamiento de sus datos personales. No puedes oponerte a que tratemos tus datos personales si: Estamos legalmente obligados a hacerlo; o Se necesitan para cumplir un contrato que tengamos contigo. También puedes oponerte a recibir nuestros mensajes personalizados de carácter comercial. Cuando te conviertes en cliente, ING pasa a tener un interés legítimo en mandarte comunicaciones comerciales sobre sus servicios y productos. Si posteriormente cambias de opinión, puedes ejercer tu derecho de oposición a recibir esos mensajes. Por ejemplo, puedes utilizar el enlace para «darse de baja» en la parte inferior de los correos electrónicos comerciales o remitir tu solicitud de oposición a través del correo electrónico proteccion.datos@ing.es. Si te opones a recibir ofertas personalizadas, continuaremos avisándote de las actividades no habituales en tu cuenta, como: Cuando tu tarjeta de crédito o débito esté bloqueada; Cuando se solicite una transacción desde una ubicación no habitual. Cuando haya alguna comunicación informativa que debas conocer por afectar a los productos y servicios que tienes contratados con ING. Derecho de oposición a las decisiones automatizadas (únicamente se aplica a los clientes minoristas) A veces usamos sistemas para tomar decisiones automatizadas basadas en tu información personal si es necesario para cumplir un contrato que tengamos contigo o por interés legítimo. Tienes derecho a oponerte a tales decisiones automatizadas (y pedir que, en su lugar, la decisión sea revisada por una persona). Derecho a limitar el tratamiento Tienes derecho a pedirnos que limitemos el uso de tus datos personales si: Crees que tus datos personales no son exactos; Crees que tratamos los datos de forma ilícita; Ya no necesitamos tratar tus datos, pero deseas que los guardemos para utilizarlos en una reclamación; Te has opuesto a que ING trate tus datos personales para satisfacer nuestros propios intereses legítimos. Derecho a la portabilidad de datos Tienes derecho a pedirnos que transfiramos tus datos personales, a ti directamente o a otra empresa. Este derecho se aplica a los datos personales que tratamos por medios automatizados y con tu consentimiento o por un contrato que tengamos contigo. Cuando sea técnicamente posible, transferiremos tus datos personales a la empresa que nos indiques directamente. Derecho de supresión ING está legalmente obligada a conservar tus datos personales. Puedes solicitarnos que borremos tus datos personales y este derecho se aplicará si: Ya no necesitamos tratar tus datos para su propósito original; Revocas tu consentimiento para tratarlos; Te has opuesto a que ING trate tus datos personales para nuestros propios intereses legítimos o para mensajes personalizados de carácter comercial; ING trata ilícitamente tus datos personales; o La legislación vigente exige que ING borre tus datos personales. Derecho de reclamación Si tú, en calidad de cliente o de representante legal o contacto de cliente corporativo, no estás conforme con la forma en que tratamos tus datos personales, tienes derecho a presentar una reclamación al Delegado de Protección de Datos de ING a través de un correo electrónico a: dpo@ing.es. En caso de no quedar satisfecho con su respuesta, puedes también presentar una reclamación a la Agencia Española de Protección de Datos (www.agpd.es). Ejercer tus derechos Para ejercitar estos derechos, debes enviar una solicitud escrita adjuntando fotocopia de tu documento nacional de identidad o similar a proteccion.datos@ing.es o al domicilio postal de ING BANK NV, Sucursal en España, sin perjuicio de la posibilidad de hacerlo a través de cualquiera de nuestras oficinas o telefónicamente en el teléfono 91 206 66 66. Cuando ejerzas tu derecho, es necesario que concretes tu solicitud con el fin de asistirte adecuadamente. ING puede solicitar que acredites tu identidad aportando una copia de tu documento de identidad o solicitando que aportes información adicional. En algunos casos podemos denegar tu solicitud y te notificaremos el motivo de la denegación. En determinadas circunstancias, podemos cobrarte una tarifa razonable por procesar tu solicitud, por ejemplo, cuando tus solicitudes sean repetitivas, excesivas o infundadas. Queremos atender tu solicitud lo antes posible y siempre dentro de los plazos legales concedidos para ello. Sin embargo, en función de determinadas circunstancias, los plazos de respuesta pueden variar. Si necesitamos más tiempo (de lo que normalmente permite la ley) para concluir tu solicitud, te lo notificaremos de inmediato y expondremos los motivos de la demora. En algunos casos, estamos legalmente obligados a recopilar datos personales o tus datos personales pueden ser necesarios antes de que podamos ofrecerte determinados servicios y productos. Nos comprometemos a solicitar únicamente los datos personales que son estrictamente necesarios para la finalidad perseguida. Si no se proporcionan los datos personales necesarios se pueden generar demoras en la disponibilidad de determinados productos y servicios o incluso la imposibilidad de poderle facilitar los productos o prestarle los servicios solicitados. Adoptamos las medidas técnicas y organizativas (políticas y procedimientos, seguridad informática, etc.) para garantizar la integridad y la confidencialidad de tus datos personales, así como la forma en que se tratan. Aplicamos un marco interno de políticas y normas mínimas en todos nuestros negocios para mantener tus datos personales seguros. Estas políticas y normas se actualizan periódicamente para adecuarlas a las disposiciones reglamentarias y la evolución del mercado. Además, los empleados de ING están sujetos a las obligaciones de confidencialidad y no pueden divulgar tus datos personales de forma ilícita o innecesaria. Debes saber que ING nunca te pedirá por correo electrónico u otros canales no oficiales que aportes tus datos personales. Debes contactar siempre con ING si sospechas que tus datos personales pueden estar comprometidos. Podemos modificar la presente Política de Privacidad para continuar cumpliendo con los cambios legislativos y/o para reflejar cómo nuestra empresa trata los datos de carácter personales. La fecha de la última versión de este documento es 30 de octubre de 2020. Para obtener más información sobre nuestra Política de Privacidad y cómo utilizamos tus datos personales puedes consultar nuestra web www.ing.es, llamarnos o visitar tu sucursal u oficina local.
Descargar contenido Política de privacidad para clientes y potenciales clientes de ING