Seguridad ¿Has sido víctima de fraude? Preguntas frecuentes Saca un 10 en seguridad Parece ING...¡pero no lo es! El ABC de la seguridad
El ABC de la seguridad
Los conceptos básicos para que hablar de fraude no te suene a chino. La autenticación reforzada es un sistema de seguridad para las operaciones bancarias online que exige que se apliquen, al menos, dos de los siguientes elementos de seguridad: clave o PIN, validación móvil e identificación biométrica. El CVV (Card Verification Value) es un código de verificación de tres dígitos asociado de manera única a cada tarjeta. Se utiliza para demostrar que quien realiza la compra tiene la tarjeta en su poder, y no solo los datos. El malware es un software malicioso diseñado para infiltrarse en los sistemas informáticos, ordenadores, tabletas o móviles con el objetivo de robar información del usuario o tomar el control de los equipos. El pharming es una combinación de los términos phishing y farming. En este caso, simulan ser una página web de una empresa legítima para recabar datos, a la que te hacen llegar gracias a un virus en tu ordenador o vulnerando la seguridad de la web original. Se trata de un tipo de fraude online que busca conseguir información personal y bancaria como contraseñas, números de tarjetas o claves de acceso suplantando la identidad de tu banco u otras empresas en mensajes de texto y correos electrónicos. Estas siglas corresponden a una importante normativa de seguridad europea que se aplica a todo el sector bancario y de servicios de pago, lo que incluye no solo a la operativa con tu banco, sino también las compras por Internet. Es un tipo de malware que bloquea el acceso al equipo y cifra los archivos, exigiendo el pago de un rescate para liberarlos. El smishing es un tipo de phishing que utiliza SMS y otros sistemas de mensajería (como Whatsapp) para conseguir información personal del usuario y hacer un uso fraudulento de ella. Puede simular ser de tu banco o de una empresa de paquetería, entre otros. Es un tipo de malware que se instala en tu dispositivo para recopilar datos personales y bancarios. Puede monitorizar lo que se ve en tu pantalla o lo que introduces con tu teclado. Es cuando alguien intenta hacerse pasar por otra persona o entidad. Puede ser un correo simulando ser tu banco, un SMS de una empresa de paquetería o una llamada de alguien que dice ser un técnico informático que ha detectado un virus en tu ordenador. Se trata de un tipo de malware que se instala a la vez que un programa de apariencia legítima. Por eso es importante no instalar aplicaciones de fuentes no oficiales. Es el principal sistema que utilizamos en ING para validar tus operaciones y acceder a tu cuenta en nuevos dispositivos. Por eso, si lo tienes activo, es importante tener siempre tu móvil a mano cuando vayas a realizar una operación. Es un sistema de identificación más seguro, que requiere de dos pasos para iniciar sesión en un dispositivo nuevo. Generalmente, el primero es introducir tu usuario y contraseña, mientras que el segundo puede ser un código enviado por SMS, que autorices el inicio de sesión con tu móvil o introducir un código aleatorio generado por una aplicación autorizada. El vishing es un tipo de phishing que se realiza a través de una llamada telefónica con el objetivo de conseguir los datos personales o bancarios de una persona. Normalmente, suplantan la identidad de un banco o una empresa de telefonía, aunque también se pueden hacen pasar por técnicos informáticos.