Saca un 10 en seguridad
¿Qué es el malware y cómo puedes evitar infectarte?
El malware es un software malicioso diseñado para infiltrarse en los sistemas informáticos, ordenadores, tabletas o móviles con el objetivo de robar información del usuario o tomar el control de los equipos. Por eso, es fundamental conocer exactamente qué es el malware y cómo puedes evitar infectarte.
¿Qué tipos de malware existen? Bajo la denominación de malware se agrupan diferentes tipos de software malicioso con objetivos distintos: Troyano Viene oculto junto a un programa de apariencia legítima y, al introducirse en el equipo, instala un virus con el objetivo de robar credenciales, datos de tarjetas de crédito o interceptar SMS, entre otros. Ransomware. Bloquea el acceso al equipo y cifra los archivos, exigieno el pago de un rescate para liberarlos. Adware Al ejecutarse modifica el funcionamiento del dispositivo, pudiendo dejarlo inservible o dañando archivos deseados que aparecen en la pantalla y que funcionan como fuente de ingresos para sus creadores. Spyware Espía lo que haces con el ordenador, recopilando contraseñas y números de las tarjetas bancarias para cometer un fraude o robo de identidad. Virus Al ejecutarse modifica el funcionamiento del dispositivo, pudiendo dejarlo inservible o dañando archivos. Gusano Se replica a sí mismo para propagarse por todos los dispositivos y ordenadores en una red. Cryptojacking Utiliza un dispositivo ajeno para minar criptomonedas que se envían a las cuentas del atacante.
Cómo se puede infectar un dispositivo El malware puede venir camuflado en una aplicación, una web o un programa, y se instala en los equipos cuando navegas por internet o consultas tu correo electrónico. Entre las vías habituales de entrada de malware se encuentran los ficheros adjuntos de correo electrónico, la descarga de programas y contenido de fuentes no oficiales y la navegación por páginas para ver gratis series, películas o eventos deportivos de plataformas de pago, que invitan a instalar extensiones o descargar aplicaciones maliciosas.
Cómo detectar el malware La mayoría de los tipos de malware intentan pasar desapercibidos, por lo que no es fácil detectarlos. Sin embargo, existen señales que demuestran que un equipo está infectado: Los dispositivos van muy lentos. Cuesta mucho más navegar por internet o utilizar aplicaciones. Aparece excesiva publicidad en pantalla. Son anuncios emergentes como el típico mensaje que te felicita por conseguir un premio. La web de tu banco es diferente a la de siempre. Puedes estar sufriendo un ataque de pharming. Se trata de páginas web que imitan a las originales para recabar datos o te invitan a descargar malware adicional, con avisos como “instala un módulo de seguridad”. Pérdida de espacio disponible en disco. Indica que un malware ha instalado archivos en el dispositivo. Aumento de las conexiones del sistema a internet. Así como la aparición de nuevas barras de herramientas en el navegador. En los móviles, los síntomas más claros son: conexión a internet lenta, batería que se agota rápidamente, aparición de aplicaciones que no has descargado, aumento excesivo del uso de datos o suscripción a servicios premium de SMS.
Cómo eliminar el malware La forma de eliminar el malware varía según el dispositivo y el tipo de malware. En la mayoría de los casos, puedes eliminarlo con un antivirus que se encarga de detectarlo y borrarlo. En otros, puede hacer falta algún paso adicional que depende del malware en concreto. Si nada funciona, la solución pasa por restaurar el equipo a la configuración de fábrica. Por eso es importante tener siempre una copia de seguridad de nuestros dispositivos (ya sea en la nube o en un disco duro externo).
¿Qué hago si sufro un ataque de malware que afecta a mi actividad bancaria? En muchos casos, el malware intenta acceder a la información bancaria confidencial y las claves de acceso y contraseñas. Por eso, si detectas que has sufrido un ataque o robo de datos que afecta a tu cuenta de ING, debes seguir los siguientes pasos: Cambia la clave de seguridad y desactiva la validación móvil. Bloquea la tarjeta bancaria. Verifica los movimientos y cargos de la tarjeta en la cuenta. Reenvía todos los correos relacionados con el malware a seguridad.internet@ing.es Restablece los equipos a su configuración de fábrica. Cambia las contraseñas de otros servicios como redes sociales o correo electrónico. Pon una denuncia en la Policía Nacional, la Guardia Civil o los juzgados.
Consejos para protegerte del malware Ahora que sabes los problemas que causa el malware, solo necesitas tomar algunas precauciones para no infectar tus equipos. Instala siempre un antivirus en tu PC, móvil y tablet: Ten actualizado el sistema operativo. No descargues software o aplicaciones de fuentes no oficiales. Ignora las ventanas emergentes de avisos extraños al navegar. No abras adjuntos de correo desconocidos. Como norma general, ser prudente cuando navegas por internet, aplicar el sentido común y tener una pizca de suspicacia son las mejores herramientas para proteger tus equipos del malware.