Parece ING...¡pero no lo es!
Aviso importante Fraude por email
Un detalle: la firma. Nunca firmamos los correos con “Gracias por seguir confiando en nosotros”. Nunca te pediremos validar o cancelar una operativa con un clic. Y mucho menos haciendo clic en un enlace que aparece dentro de un documento adjunto. En caso de duda, lo mejor es que no hagas clic en nada y accedas directamente a través de nuestra web o nuestra app.
Comprueba la dirección de quien te envía el email. Incluso si ves el nombre del banco al principio de la dirección, debes fijarte en el dominio que aparece tras la @. Si no es de ING o es una variación extraña, desconfía. En este caso, es @icloud.com por lo que no corresponde a ningún dominio nuestro. Si tienes dudas, revisa otros correos que te hayamos enviado con anterioridad y compara las direcciones. Compara el diseño del email con otros que tengas de ING. Un logo extraño, un tipo de letra o colores diferentes pueden indicar que se trata de un correo de phishing. En este caso, el logo y la maquetación general del email es muy diferente a nuestras comunicaciones. El archivo adjunto también llama la atención, ya que no se corresponde con el estilo visual que usamos habitualmente en ING. Nota la forma en la que está escrito. Faltas de ortografía (como el Apartir junto), que esté escrito de usted (la gran mayoría de nuestras comunicaciones son de “tú”)…
Ver más alertas